Blog personal

Emociones que mueven

Toda configuración corporal tiene como base una emoción y a cada momento nuestra configuración corporal cambia, así como constantemente nuestras emociones cambian. Hay algunas emociones que nos mueven para acercarnos a otras personas o situaciones, como el amor, la ternura, la alegría; y otras que nos mueven en sentido contrario como la tristeza, la rabia, la amargura.

Para mi la configuración corporal funciona como una especie de radiografía en la que se puede leer el interior emocional de una persona y sobretodo, de uno mismo. Muchas veces es difícil poner palabras a nuestros sentimientos y emociones y yo pienso que nuestro cuerpo, nuestra postura o nuestros dolores nos pueden ayudar a entender mejor nuestro interior.

Hace unos años cuando viví en Barcelona tuve la oportunidad de ver una entrevista del psiquiatra chileno Claudio Naranjo donde explicaba su teoría del eneagrama, los cuales corresponden a rasgos de la personalidad, los motivos, estilos cognitivos y una dimensión existencial (ver http://www.claudionaranjo.net/index_spanish.html); mientras veía la descripción del eneatipo que corresponde a la ira y perfeccionismo, primero me sentí muy identificada y luego comencé a sentir tensión en las mandíbulas, comencé a palparlas y masajearlas y tenía unas contracturas enormes tan duras como piedras!!!, paré el vídeo y seguí masajeando intentando descontracturar la zona y liberando el tejido conectivo, fue una experiencia muy intensa, el dolor era muy fuerte y se me irradiaba a la cabeza, fue la primera vez que tomé consciencia de la ira que tenía contenida en mi interior que no había podido expresar y mi cuerpo me la mostraba con toda claridad e intensidad. También fue el comienzo de observar mi cuerpo, mi postura, mi dolor y tratar de entender lo que ahí se expresaba. Han pasado unos ocho años de aquel momento revelador y las contracturas siguen ahí, más pequeñas y suaves y me siguen mostrando la ira que aún me queda por sanar.

Cuando viene una persona a mi consulta lo primero que hacemos es revisar su historial de salud/enfermedad y lo siguiente es hacer una evaluación postural «de ese momento», la desviación de la cabeza hacia delante, hacia algún lado, la desviación de la columna, de los brazos o de las piernas nos muestran algo que ocurre en el interior de esa persona, juntos buscamos entender cuáles son las emociones que están configurando esa postura.

Esta vez quiero invitarte a que sientas tu cuerpo, te observes amorosamente frente a un espejo y trates de entender lo que tu cuerpo muestra de tu interior, puedes masajearte también y sentir donde hay molestias y dolor, y puedes tratar de dar calor a esa zona y soltar. Nuestro cuerpo como dice la gran Alice Miller «nunca miente».

Te deseo un gran día.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s